Saturday, May 14

Los baches arruinaron gran rendimiento de Mercedes

Mercedes F1 sorprendió con su alta competitividad el pasado viernes, en lo que fue el inicio del Gran Premio de Miami. Tanto George Russell como Lewis Hamilton rodaron en los tiempos de Ferrari y Red Bull. De hecho, en los primeros entrenamientos libres, Russell se quedó a solo 71 milésimas del tiempo más rápido, marcado por Charles Leclerc, y en los segundos entrenamientos fue el único piloto capaz de bajar de 1’30’’, aventajando al monegasco en 106 milésimas.

Mejor viernes de la temporada

La clave para el buen rendimiento del equipo plateado, más allá del buen comportamiento que muestran en curva lenta, estuvo en la total desaparición del temido ‘porpoising’, que no hizo acto de presencia ni momentáneo en la primera jornada.

Mercedes se relamía pensando en su resurgir, y para el sábado, enfocados en clasificación, optaron por unos reglajes algo más agresivos, soñando con lo que podía ser su primera pole position y quién sabe si la primera victoria. Sin embargo, el rendimiento fue a peor y el porpoising apareció.

Tras escuchar a los pilotos, los de Toto Wolff decidieron dar un paso atrás y volver a la configuración del viernes, pero para perplejidad de pilotos y miembros del equipo, el ‘porpoising’ no se fue con el cambio de reglajes.

Un análisis más profundo de la situación reveló el origen del problema; los baches. El asfalto de Miami no dio el resultado imaginado, y pese a estar todo preparado para el Gran Premio, la zona no deja de ser un terreno poco estable entre el océano atlántico y los Everglades, por lo que para sorpresa de nadie, con el paso de los vehículos de Fórmula 1, con su carga aerodinámica inigualable y el impacto que estos coches ejercen sobre el asfalto en la frenada, el asfalto se fue ondulando y fueron apareciendo baches.

Cuando el Mercedes pasaba por uno de estos baches, automáticamente empezaba el ‘porpoising’ que ya no podía remediar, el empujoncito necesario para desencadenar la catástrofe. Los de las flechas de plata se resignaron pues ya no había nada que pudieran hacer, limitándose a hacer la mejor carrera posible.

Si bien no pudieron luchar con Ferrari y Red Bull, si tuvieron un rendimiento muy alto, por encima del resto y únicamente con Alfa Romeo pudiendo plantarles cierta oposición, por lo que en una carrera sin sobresaltos y también gracias a un oportuno coche de seguridad, Russell y Hamilton cruzaron meta en quinta y sexta posición.

Cómoda tercera posición

A pesar de no estar donde esperaban, Mercedes solo ha faltado a su cita con los puntos con le decimotercer puesto de Hamilton en Imola, siendo terceros en el campeonato de constructores con 95 puntos, a medio camino de la segunda posición de Red Bull con 151, y el cuarto lugar de McLaren con 46 puntos.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Reference-www.caranddriver.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.