Tuesday, May 24

Verstappen completa en Miami un inicio de pesadilla

Chris GraythenGetty Images

La primera jornada de entrenamientos libres no le pudo ir peor a Max Verstappen. El piloto neerlandés llegaba a Miami con muchas ganas de afrontar el fin de semana, por la novedad que Miami está suponiendo para la Fórmula 1 y para continuar con su buena racha tras su triunfo en Imola, pero lo cierto es que el viernes no pudo tener más tintes de pesadilla para él. En un nuevo circuito, en el que precisamente lo que necesita es rodaje, los problemas no hicieron más que acumulársele.

Un día horrible, según Horner

Todo comenzó en los Libres 1. En cuanto a vueltas completadas y a tiempos no le fueron mal las cosas a Verstappen, ya que consiguió terminar tercero y en un nivel visiblemente competitivo, aunque fue la sesión que daba apertura al trazado. Sin embargo, Red Bull tuvo que hacer cambios por precaución en su RB18.

Después de un roce con el muro, el equipo de las bebidas energéticas optó por sustituir la caja de cambios en el coche del #1, aunque el movimiento no acarreará sanción por estar dentro del límite permitido, de 4 unidades.

No había ningún daño que pudiéramos ver, pero no quieres correr el riesgo y luego perderte la siguiente sesión”, dijo Christian Horner. Fue por ello por lo que, en el inicio del FP2, los trabajos siguieron en el coche de Verstappen, que no salió a pista hasta que acabó la bandera roja que provocó Carlos Sainz. Pero a ello sólo le siguieron mayores contratiempos.

Poco después de salir de boxes, el holandés comenzó a reportar problemas con su volante, por encontrarlo más duro de lo normal. Pero unos segundos después se comprobó que la situación era grave: el Red Bull comenzó a pararse mientras humeaba, lo que provocó que al ir lento molestara en sus vueltas cronometradas a Fernando Alonso y a Lance Stroll. Los comisarios apuntaron el incidente con el canadiense, aunque lo dejaron sin acción.

Camino de vuelta al box, la cosa no fue a mejor. El fallo hidráulico se hizo más grande y la parte del freno trasero derecho comenzó a sufrir un incendio. Verstappen llegó al garaje del equipo prácticamente sin poder girar, y fue allí donde los mecánicos mitigaron el incendio con extintores.

Horner quiso remarcar después de los entrenamientos algunos aspectos positivos de la jornada para Verstappen, pero no pudo tapar todo lo negativo que acarrearon las sesiones para su jefe de filas: “Max ha tenido un día horrible. Ha salido del pit lane y ha tenido un problema hidráulico, que desgraciadamente ha causado algunos daños en los frenos traseros. Ha dado unas cuantas vueltas, creo que cinco vueltas cronometradas hoy, que han sido todas competitivas. Afortunadamente, con las banderas rojas, no ha perdido demasiado, pero es frustrante no tener ese tiempo en pista“, comentó el británico.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Reference-www.caranddriver.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.