Monday, May 16

Mercedes utilizará el GP de Miami para realizar “experimentos”

Mercedes está inmersa en un proceso de redescubrimiento. En las cuatro primeras carreras de esta temporada 2022 se ha comprobado claramente que el W13 no ha nacido al nivel competitivo que estaba previsto, y ha dejado al equipo que ha dominado con claridad toda la era híbrida de la Fórmula 1 en la zona media de la parrilla. A pesar de que en Brackley confían en que el coche tiene áreas potentes, problemas tan evidentes como el ‘porpoising’ o efecto rebote y el ‘drag’ están haciendo mella en ellas, hasta el punto de bloquearlas por completo.

Mercedes explora nuevos caminos de desarrollo

Así, la última cita del campeonato fue un indicativo claro de la situación del equipo de Brackley. Estando a un gran nivel, George Russell fue capaz de sacar una cuarta posición en Imola por delante de Valtteri Bottas, aunque a una distancia muy lejana de la cabeza de carrera, algo que no se permiten en el fuero interno de la marca alemana.

Por otro lado, Lewis Hamilton fue el ejemplo claro de la desesperación del equipo. Tras una mala salida, el siete veces campeón del mundo quedó bloqueado en grupos traseros y acabó empeorando un fin de semana tan terrible como el que vivió en Arabia Saudí, donde llegó a meta décimo.

De esa forma, el subcampeón de 2021 terminó 13º, después de una actuación tan frustrante como para no superar a Pierre Gasly luchando por posición durante más de 40 vueltas. Al término de la carrera, su jefe, Toto Wolff, incluso tuvo que pedirle disculpas por lo “inconducible” del monoplaza.

Como consecuencia de este desarrollo de año, por debajo de las expectativas a ambos lados del box, ya sea por el coche o por el piloto, el plan de Mercedes es buscar alternativas. A la espera de que grandes mejoras puedan llegar en citas futuras, como podría ser el próximo Gran Premio de España, a los ingleses les toca ahora aguantar el chaparrón en Miami, para una cita inicial que se les antoja complicada.

Por ello, en la previa de la carrera, el propio Toto Wolff ha confirmado que, tras trabajar en la fábrica para encontrar nuevas líneas de desarrollo que mejoren el W13 de alguna forma, se tomarán la primera de las dos citas de 2022 en suelo estadounidense como una suerte de prueba, en la que realizar “experimentos para comprobar si van en la dirección correcta.

Así lo ha explicado el austriaco: “Fue un fin de semana muy difícil para nosotros en Imola. George Russell hizo un gran trabajo para terminar cuarto desde una posición de salida poco prometedora, pero a Lewis no le dimos las herramientas o la posición en pista para mostrar su verdadero ritmo. Desde que volvimos de Italia hemos aprendido todo lo posible del fin de semana y, paralelamente, nuestro aprendizaje ha continuado en el túnel de viento y en las simulaciones”, ha dicho.

Hemos encontrado varias direcciones para mejorar el coche, y realizaremos experimentos en Miami para correlacionar esas simulaciones, y esperamos confirmar el camino de desarrollo para las próximas carreras“, ha finalizado Wolff.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Reference-www.caranddriver.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.