Monday, May 23

10 mujeres piloto que impresionaron en la Fórmula 1

Tony DuffyGetty Images

  • Los 30 mejores pilotos de Fórmula 1 de la historia
    • Los 10 mejores circuitos de Fórmula 1 del mundo
      • Los 10 accidentes de Fórmula 1 más impactantes de la historia

        La Fórmula 1 ha contado con diversas protagonistas que han engrandecido un deporte históricamente controlado y eclipsado por figuras masculinas. No han sido muchas, por desgracia. Ese es el gran problema que desde hace décadas se ha tratado de revertir. Porque el talento siempre lo ha habido, en algunas más que en otras, al igual que ocurre con los hombres. Sin embargo, las oportunidades no siempre han sido las mismas. Si no, que se lo digan a una de nuestras protagonistas, que no le permitieron correr una vez porque un director de carrera machista le dijo que el único casco que debía portar era el de la peluquería.

        En este artículo queremos rendir homenaje a estas mujeres piloto que se atrevieron a romper los esquemas de la sociedad a través del automovilismo. Sí que es cierto que la F1, como tal, se originó en 1950. Pero ha habido nombres previos a la fundación de la categoría que también dejaron su huella en el deporte, en una época muchísimo más complicada para ellas, donde incluso el voto femenino, en ciertas naciones, ni siquiera existía. Hablamos de pilotos talentosas y atrevidas como Elisabeth Junek, y de personalidades históricas no necesariamente vinculadas a la competición como Genevra Delphine Mudge o Bertha Benz, cuyo apellido resulta más popular.

        En la época más moderna, varias mujeres han dejado su sello de calidad en el automovilismo, más allá de la Fórmula 1. Si nos adentramos en el mundo de los Rallyes, nos topamos con la incombustible Michèle Mouton y con la única ganadora del Dakar, Jutta Kleinschmidt. Y, si regresamos al asfalto, no nos podemos olvidar de pilotos icónicos como Danica Patrick, la primera mujer ganadora de una carrera de IndyCar, o Katherine Legge y su extensa trayectoria.

        Recientemente, la FIA autorizó la creación de las W Series, un campeonato de monoplazas exclusivo de féminas para fomentar su imagen e inclusión en la altas esferas del automovilismo. De ahí han salido pilotos de la talla de Jamie Chadwick, así como las representantes españolas: Marta García, Belén García y Nerea Martí.

        Pero, retomando de nuevo el tema principal del artículo, en Car and Driver estamos orgullosos de poder presentarles a las 10 mujeres piloto que impresionaron en la Fórmula 1. Pasen y lean.

Publicidad – Sigue leyendo debajo

1

Lella Lombardi: La mujer más exitosa en la Fórmula 1

Lombardi posee el honor de ser la mujer piloto más laureada en la historia de la Fórmula 1. Participó en 17 Grandes Premios y corrió para marcas de gran prestigio como Williams, Brabham y March. Fue con esta última con la que cosechó su mayor gesta. Lella finalizó sexta en el Gran Premio de España de 1975. Era su tercera prueba en la categoría y consiguió medio punto. Su resultado meritorio tiene una explicación: el Circuito de Montjuïc protagonizó un fin de semana trágico con hasta cinco fallecimientos. Varios pilotos se negaron a participar y la manga se recortó, por lo que se repartieron la mitad de los puntos y la italiana ascendió al sexto puesto (0’5 puntos). Casi 50 años después, Lombardi sigue siendo la única mujer piloto en puntuar en la F1.

2

María de Villota: La estrella española

El legado de María será eterno. Su historia de superación conmovió al mundo entero, aunque, sobre todo, tocó la fibra sensible al entorno del automovilismo español. Sus actuaciones previas en competiciones de monoplazas y de turismos, así como en la Superleague Fórmula en representación del Atlético de Madrid, permitieron a la madrileña firmar un contrato con Renault y posteriormente con Marussia en 2012 para su programa de desarrollo. Un accidente en circunstancias extrañas durante unas pruebas en el aeródromo de Duxford estuvo a punto de quitarle la vida. Meses más tarde, María se recuperó, aunque la pérdida de uno de sus ojos le apartó de las carreras definitivamente. Su libro, “La vida es un regalo”, es el mejor ejemplo de brillantez de una persona que enamoró a todos por su forma de ser. La piloto española falleció días antes de presentar su creación literaria. Su estrella perdurará para siempre y su familia, representada por el expiloto de Fórmula 1, Emilio de Villota, continúa con su legado gracias a la Fundación que lleva el nombre de su hija.

3

Maria Teresa de Filippis: La pionera

Maria Teresa de Filippis fue la primera mujer piloto en correr en la Fórmula 1. La italiana indicó el camino al resto de sus futuras compañeras. De Filippis se defendió en un deporte varonil donde incluso le prohibieron correr en un Gran Premio (Francia 1958) únicamente por su sexo. Sin embargo, sus primeros trotes con el Maserati 250F que pilotó el mítico Juan Manuel Fangio supuso que muchas personas abrieran los ojos. Maria Teresa fue el punto de inflexión que necesitaba el automovilismo para comprender que las mujeres también tenían derecho a participar en carreras de coches. La italiana, emblema de otras marcas como Porsche, obtuvo su mejor resultado en el GP de Bélgica de 1958 (finalizó 10ª) y fue la gran figura inspiracional para las siguientes generaciones femeninas, que quisieron repetir e, incluso, mejorar el legado que ella dejó en la década de los 50.

4

Divina Galica: La reina de la velocidad

Divina Galica tiene el honor de compartir un dato con Lella Lombardi. Las dos pilotos italianas corrieron en un mismo Gran Premio, siendo el único caso en la historia de la Fórmula 1 en el que dos mujeres compitieron juntas en la misma carrera. Fue en Gran Bretaña, concretamente en Brands Hatch, en el año 1976. Más allá de su vinculación con grandes nombres como Surtees y Hesketh, sus tres participaciones en la F1 quedan cortas si las comparamos con los tres Juegos Olímpicos en los que participó. Galica se defendía en las modalidades de esquí y slalom, hasta tal punto que registró un récord de velocidad que alcanzó los 200 km/h. Imaginad, entonces, de lo que era capaz de lograr con un bólido de carreras.

5

Desiré Wilson: Polivalencia sudafricana

Es la única mujer en ganar una carrera de F1, aunque tiene trampa. Lo hizo, sí, pero en la Fórmula 1 Británica. En términos globales, Wilson se inscribió para el Gran Premio de Gran Bretaña de 1980. Esa fue su mayor cercanía con el Gran Circo y con Williams. Y es que realmente sus éxitos vinieron gracias a la Resistencia: Desiré venció en los 1.000 km de Monza y en los 1.000 km de Silverstone respectivamente. Además, participó en numerosas ocasiones en las 24 Horas de Le Mans, donde estuvo vinculada con Porsche. Wilson fue la cuarta mujer en participar en un GP de F1 y marcó la época dorada de Sudáfrica en el automovilismo. Y es que, un año antes de su aparición, su compatriota Jody Scheckter se alzó con el Mundial de 1979 con el Ferrari 312T4.

6

Giovanna Amati: La última mujer en disputar una clasificación

Amati fue la tercera y última italiana en competir en un Gran Premio de Fórmula 1. De hecho, tuvo tres participaciones en los inicios de la temporada 1992 a bordo de su Brabham-Judd BT60B. Giovanna disputó las sesiones clasificatorias de Sudáfrica, México y Brasil. Desafortunadamente, sus cronos no fueron suficientes para formar parte de la parrilla de salida del domingo en ninguno de sus tres intentos. Amati fue reemplazada por Damon Hill, que tan solo pudo clasificarse dos veces con el mismo monoplaza. Cuatro años más tarde, el británico se proclamaría campeón del mundo con Williams. 30 años después, Giovanna sigue siendo la última mujer en haber competido en un Gran Premio de F1.

7

Susie Wolff: Piloto y empresaria

La piloto escocesa destacó, inicialmente, por sus actuaciones en el DTM. Algunos de sus registros en los turismos alemanes llamaron la atención al equipo Williams. Frank contrató a Susie en 2012 como piloto de desarrollo y participó en dos sesiones de entrenamientos libres. Su aparición más sonada fue en el Gran Premio de casa y ante su público en Silverstone a bordo del FW36. De esta manera, Wolff tomó el relevo de Amati, aunque nunca llegó a participar en una sesión de clasificación. En 2015, anunció su retirada y se metió de lleno en el mundo de los negocios. Actualmente, Susie es la directora ejecutiva del equipo de Fórmula E, Venturi, que servirá de soporte a Maserati y cuya motorización eléctrica está suministrada por Mercedes, empresa cuyo máximo responsable en la Fórmula 1 es Toto Wolff, su marido.

8

Simona de Silvestro: Todoterreno suiza

Simona fue rápida en cualquier cacharro con cuatro ruedas y un volante: lo demostró en la IndyCar, en la Fórmula E y en los Supercars australianos. En otras palabras: ¡Menudo currículum más envidiable! Probablemente, el mejor momento de su trayectoria deportiva lo vivió en 2014, cuando se afilió al programa de Sauber en la Fórmula 1. Una piloto suiza en un equipo suizo, las piezas encajaban. De Silvestro realizó varias pruebas con el C31 que pilotaron Sergio Pérez y Kamui Kobayashi durante la temporada 2012. Sin embargo, Simona de desvinculó de la F1 justo cuando preparaba su posible debut de cara a 2015. La causa oficial se debe a la falta de presupuesto, aunque tampoco contaba con la Superlicencia imprescindible para poder competir en el Gran Circo.

9

Sarah Fisher: El icono femenino de Estados Unidos

Fisher alcanzó unas cuotas de popularidad altísimas en Norteamérica durante la década de los 2000. Su buena adaptación en la IRL (actualmente conocida como IndyCar) impresionó a bastantes personas. De hecho, Sarah puede presumir de ser la primera mujer en lograr una pole position en las categorías de monoplazas americanos. Su buena imagen adquirida en Estados Unidos le llevó a Europa. McLaren reclutó a Fisher como piloto de pruebas, lo cual posibilitó acercar el Gran Circo a los intereses del país norteamericano. La fusión definitiva fue cuando Ron Dennis permitió a Sarah manejar uno de sus monoplazas plateados en Indianápolis, lugar emblemático donde la piloto estadounidense compitió en numerosas ocasiones, gracias a sus nueve participaciones en las 500 Millas. Fisher brilló en su país, pero nunca logró adentrarse del todo en la aventura europea de la Fórmula 1.

10

Tatiana Calderón: El caso más reciente

La piloto colombiana se vinculó con la Fórmula 1 gracias a Alfa Romeo-Sauber, una vez más. Tatiana, recientemente afincada en España, ha competido en multitud de categorías y su ingreso en la GP3 le hizo entrar de lleno en la escalera de la F1. En 2019 saltó a la F2 y más adelante probó el reto de las 24 Horas de Le Mans con un equipo totalmente femenino formado por Sophia Flörsch y Beitske Visser. Actualmente, Calderón está inmersa en el campeonato de IndyCar de la mano del mítico equipo de A. J. Foyt Enterprises, propiedad del cuatro veces ganador de las 500 Millas de Indianápolis, por lo que parece que su cercanía con la F1 es ya más lejana.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Publicidad – Sigue leyendo debajo

Reference-www.caranddriver.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.