Tuesday, May 17

La imprudencia que preocupa a la DGT… y que se ha incrementado tras la pandemia

La última campaña especial de vigilancia realizada por la DGT, entre el 4 y el 10 de abril, ha puesto de manifiesto que hay un imprudencia que se está incrementando. Se trata de la no utilización, o hacerlo mal, tanto del cinturón de seguridad como de los sistemas de retención infantil en el caso de los menores. Una circunstancia que se produce tanto en vías urbanas como interurbanas.

Uso del cinturón de seguridad

En los siete días que ha durado la campaña se controlaron 356.510 vehículos y se detectaron 4.607 infracciones de conductores o pasajeros que no hacían uso, o lo utilizaban mal, del sistema de retención adecuado según cada caso.

Para la DGT lo más preocupante de las denuncias interpuestas es que el número de menores que que viaja sin ningún sistema de retención infantil aumenta campaña tras campaña.

De hecho en esta ocasión los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil detectaron a 280 menores, con una altura inferior o igual a 1,35 m, que iban sin hacer uso del sistema de retención infantil (sillita) o lo hacía de manera incorrecta. 213 estaban en los asientos traseros y 67 en los delanteros.

Para tratar de paliar un problema que viene de lejos la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial ha elevado a cuatro los puntos que se pierden por no utilizar el sistema de retención infantil adecuado o no se hace de la manera correcta, del mismo modo que se ha hecho con el no uso del cinturón de seguridad.

Pero sin duda lo más importante es que llevar el cinturón puesto reduce a la mitad el riesgo de muerte si se produce un accidente y en el caso de los niños, la utilización de los sistemas de retención infantil adecuados es aún más importante ya que los datos demuestran que nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado los sistemas de retención obligatorios. Además, las lesiones se reducen hasta en un 75%.

En el caso del cinturón de seguridad, de todas las multas por no utilizarlo, el 77% se produjo en vías convencionales, justo el tipo de carretera donde se producen más accidentes.

También en las plazas traseras

Además, también sube la cifra de pasajeros que no llevaban puesto el cinturón de seguridad o no lo hacían de la manera correcta. En concreto, 2.115, 1.101 en asientos delanteros y 1.014 en asientos traseros, fueron también sancionados por este motivo. La mayoría iba en un coche particular.

En este sentido, la DGT recuerda que el cinturón es obligatorio también en los asientos traseros ya que en caso de impacto frontal, por ejemplo, la probabilidad de que un ocupante que vaya detrás golpee de forma mortal a otro de delante puede ser hasta ocho veces mayor.

De hecho, sin cinturón de seguridad, a una velocidad de 80 km/h los ocupantes de las plazas traseras no tienen ninguna forma de sujetarse y son proyectados contra los de delante con una fuerza equivalente al golpe de una bola de 1.200 kg a 10 km/h, lo que podría matar o causar lesiones graves a los ocupantes de los asientos delanteros.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Reference-www.caranddriver.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.