Monday, May 16

Sainz arranca liderando en Australia sobre Leclerc y los Red Bull

Ya es oficial: la Fórmula 1 ha vuelto a Australia. Los primeros entrenamientos libres han dado comienzo al primer Gran Premio que se disputa en Melbourne desde la temporada 2019. Los pilotos han podido empezar a acostumbrarse al renovado y abarrotado circuito de Albert Park, cambiado para ser más rápido. Así, el primer asalto del fin de semana ha sido para Carlos Sainz, que ha destacado siendo el único en romper la barrera del 1:20, por delante de su compañero, Charles Leclerc, y de los Red Bull, que se postulan como únicos rivales ante más dificultades para Mercedes, que no parece variar su situación.

Sainz asesta el primer golpe

La primera sesión de libres empezó con total normalidad, y con los 20 pilotos en pista, algo de lo que se dudó hasta última hora. Y es que hasta la bandera verde no se pudo asegurar la presencia de Kevin Magnussen después de que el danés se sintiera indispuesto y mal físicamente en los instantes previos al FP1. Sin embargo, el piloto de Haas quiso probarse y medir sus fuerzas en lugar de perderse tiempo de pruebas en pista.

Y es que los test fueron importantes desde los primeros instantes. Por ejemplo, Sergio Pérez salió al circuito con una imponente y grande parrilla aerodinámica para comenzar a testar un renovado en parte alerón delantero, con una nueva pletina lateral. Precisamente, su compañero en Red Bull, Max Verstappen, no los probó en el arranque, aunque sí salió de salida con los neumáticos blandos, que para Australia son peculiares al tratarse de los C5, los más blandos dentro de la gama de Pirelli, que están realizando su primera aparición.

Peor fueron las cosas en Ferrari, en el box de Carlos Sainz. El español no pudo salir a pista desde el comienzo del entreno después de que la Scuderia encontrara problemas al encajar el nuevo alerón delantero del F1-75, con sensores de altura laterales. Los de Maranello no pudieron solucionar el fallo hasta pasados 11 minutos de entrenamiento, lo que alteró el plan previsto para el madrileño.

En ese tiempo, la acción se sucedió en pista. Con las gomas blandas, y siendo el único que las llevaba en pista, Verstappen no tuvo problemas para colocarse primero con un crono de 1:21.625, aunque fue un tiempo lento, porque Leclerc se clocó segundo a 3 décimas, con los neumáticos duros. Tras esos primeros test, el vigente campeón del mundo comenzó a probar la nueva ala delantera, con la que pronto bajó su crono, hasta el 1:21.140.

Una sesión movida y con incidentes

Quien también estuvo en el foco en esos minutos, y no para bien, fue Lewis Hamilton. El heptacampeón del mundo cabreó a Lance Stroll por molestarle en la pista, al ir demasiado lento en un giro en concreto. Las quejas del canadiense por radio llamaron en primera instancia la atención de los comisarios, aunque finalmente optaron por dejar sin acción el incidente.

Lo mismo les ocurrió después a Guanyu Zhou y a Carlos Sainz. El de Ferrari molestó al de Alfa Romeo al comenzar su primera vuelta cronometrada, y el chino alegó que el #55 le había bloqueado. Los comisarios optaron por tratar el incidente, aunque no de primeras, sino después de la sesión.

En cuanto a registros, el protagonista pasados 20 minutos siguió siendo Verstappen. El neerlandés siguió bajando hasta ser el primero en romper la barrera del 1:21, con un tiempo de 1:20.909. Sin embargo, vio cortado su avance por una bandera roja que provocó su propio compañero. Checo Pérez perdió la parte del difusor de la rueda posterior derecha en la última curva, y la pieza se quedó en medio de la trazada de los coches, lo que obligó a detener la sesión, aunque fue un parón de apenas 2 minutos.

En ese momento, tras Verstappen se encontraban en la tabla de tiempos Lando Norris, a 9 décimas y tras hacer un crono con neumáticos medios, Charles Leclerc, a la misma distancia, pero con las gomas duras, Daniel Ricciardo, y ya a más de un segundo Esteban Ocon, Yuki Tsunoda, Sebastian Vettel y Fernando Alonso.

Al borde de la mitad de la sesión, quien dio un paso adelante fue Sainz. Carlos consiguió bajar hasta el 1:21.2 con las gomas duras, lo que lo dejó segundo a 340 milésimas de Verstappen. También trataron de unirse al club con los neumáticos blandos Pérez y Hamilton, cuarto y quinto a 8 décimas del mejor tiempo. Un crono que, por otra parte, Verstappen se encargó de bajar de primeras en su retorno a pista, con un 1:20.857, unas milésimas mejor que el anterior, a 26 minutos del final.

Sin embargo, su nuevo mejor tiempo le duró apenas unos segundos. Charles Leclerc se puso manos a la obra con los blandos y, a pesar de no hacer los mejores dos primeros parciales, consiguió cuadrar un buen tercer sector para poner el listón en 1:20.825, 32 milésimas más rápido que su rival en las dos primeras carreras de la temporada.

Fue a 22 minutos del final cuando llegó un ‘time attack’ para los favoritos… y quien destacó fue Carlos Sainz. En su primera vuelta con los blandos, el español consiguió rebajar el mejor tiempo hasta dejarlo en 1:20.325. Así, fue 52 milésimas más rápido que Leclerc, 301 más que Verstappen, que volvió a bajar, pero no lo suficiente, y 553 más que Norris, que consiguió meterse como prueba de lo que puede ser un fin de semana mejor para McLaren. De hecho, el inglés se coló delante de Hamilton, a 7 décimas de Sainz, y justo detrás del Mercedes se posicionó Ricciardo.

Quienes tardaron en mostrar algunas de sus cartas fueron los Alpine. No fue hasta el último tercio de la sesión cuando Esteban Ocon marcó un tiempo competitivo con los blandos, lo que le dejó quinto, a 685 milésimas de Sainz y también por delante de Hamilton. Más le costó a Fernando Alonso, que incluso provocó una bandera amarilla al sufrir sobreviraje en el último parcial.

Tras ello, Ferrari consiguió dar otro paso adelante, y de nuevo en la figura de Sainz. El hijo del campeón del mundo de Rallyes fue el primero y único en bajar del 1:20, dejando su mejor tiempo en 1:19.806. Con ese registro, el español aventajó en medio segundo a Leclerc, que no pudo bajar su crono después de castigar las gomas con una salida de pista.

Más problemas para Aston Martin

Pero todo el trabajo en pista se vio interrumpido por una nueva bandera roja, provocada por Sebastian Vettel. El alemán se quedó parado después de que su Aston Martin sufriera una pérdida de potencia y no pudiera remprender la marcha. Incluso algo de humo salió de la parte trasera del AMR22, el cual el propio Vettel se encargó de extinguir haciendo uso de un extintor, que le quitó al comisario presente en la escena.

Esta detención tampoco duró mucho, y los pilotos tuvieron 10 minutos con bandera verde para realizar sus últimas pruebas de la mañana. Pero poco o nada cambió la situación en la tabla de tiempos. Sainz mantuvo su posición de privilegio con su 1:19.806 por delante de su compañero, a más de medio segundo, que sufrió una nueva salida de pista probando con los duros. Quien sí dio un paso adelante fue Checo Pérez, que bajó su tiempo hasta quedarse a 593 milésimas de Sainz. Verstappen, por su parte, no realizó pruebas de vuelta rápida en los instantes finales de la sesión y quedó cuarto, a 8 décimas.

En el Top 10, quedaron, ya a más de un segundo, Lando Norris, Esteban Ocon, Lewis Hamilton, presagiando otro fin de semana complicado para el equipo Mercedes, Daniel Ricciardo, Fernando Alonso, que no marcó un tiempo competitivo con los blandos hasta el final de la sesión, aunque 2 décimas detrás de su compañero con un 1:21.2, y Valtteri Bottas. El resto de la tabla quedó con Tsunoda, Russell, Vettel, Gasly, Zhou, Stroll, Albon, Magnussen, Latifi y Mick Schumacher, en la que no fue una sesión con mucho rodaje para Haas en general.


Gran Premio de Australia – Libres 1

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Reference-www.caranddriver.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.